Blogia

nunatak

Felicidad II

Felicidad II

La felicidad es una estado de ánimo, y por eso mismo sujeto a la volubilidad y volatilidad que es propia de las emociones, que es posible gracias a su natural maleabilidad, la facilidad con que se inducen, se manipulan  y  controlan a través del pensamiento.

Como toda emoción,  es una experiencia subjetiva, individual, intransferible e indescriptible tanto para el pobre como el rico, el inculto o el erudito, el simple o el enrevesado, el sabio o el tonto.

La felicidad no depende de lo que habitualmente suponemos. Dinero, amor, salud , realización personal etc. Hay quien teniendo todo a su favor, se siente desdichado y otros, que viviendo en el umbral de casi todo, son felices de una manera que por mucho que lo pensemos,  no somos capaces de entender. Si lo entendieramos,  problamente seriamos mas felices.

¿Quiere decirse que el dinero no trae la felicidad? Con frecuencia, aquello que buscamos y obtenemos tiene la semilla de nuestra infelicidad.  Y al contrario, a veces, sin saberlo, la carencia nos libra de una desdicha mayor . ¿Se puede ser feliz siendo malvado? Interesante. La virtud tampoco parece traer la felicidad. Tampoco la perjudica. La felicidad no se ve favorecida ni por la fortuna ni por los parabienes que buscamos todos, por mucho que se insista en ello.  ¿Es más fácil ser feliz con el amor, con dinero, con salud?  La misma persona puede ser igualmente feliz o infeliz con mas o menos de todo. ¿Por qué es asi? El pensamiento precede a la emoción. Lo que uno piensa del amor, el dinero o la salud es lo que nos hace feliz o infeliz. El pensamiento induce las emociones.  La lógica del pensamiento se traduce en lo intratable de la emoción. Una vez activado el pensamiento, la emoción se desborda.

Sin embargo, el pensamiento no es permanente, y por eso mismo,  las emociones tampoco.  Lo que pensamos del amor, el dinero, la salud  varia con la atención,  la intensidad,  la frecuencia, etc.. y con ello la emoción que de ellas se obtiene. Por ello, el dinero no nos hace permanentemente felices. Raro es ser permanentemente feliz, pero si puede ser habitualmente feliz, la mayor parte del tiempo feliz.  Se es habitualmente feliz de acuerdo con los pensamientos que habitualmente tenemos, tanto los conscientes como los inconscientes.

Los pensamientos son los grandes manipuladores de la emociones. Nos enternecemos viendo imágenes de niños, sentimos nostalgia viendo las fotos del colegio, cuando queremos deprimirnos, escuchamos la música adecuada.

Los pensamientos interpretan la realidad. Igualamos la realidad percibida con la realidad., creando de esto modo, nuestro mundo. Creemos que el mundo es feo, cuando lo vemos feo. Creemos que el mundo es injusto y triste, cuando lo vemos justo y triste…y al contrario. El  mundo aparece con todo su esplendor cuando lo percibimos esplendoroso y hermoso.  Para cada uno de nosotros, el mundo es según lo interpretamos. Y lo Interpretamos de una forma sesgada, interesada y  adaptativa. Ademas es una interpretación dinámica y con frecuencia, incoherente que producen emociones mutables y contradictorios (no tener problemas pero ser infelices).

 Nuestra capacidad de adaptarnos se potencia con la hostilidad del entorno. Por ello, la disparidad de la respuesta entre las personas, ante los acontecimientos. Se mantiene mejor la compostura ante la muerte de un ser querido que ante el disgusto con un compañero de trabajo. Ante lo irrelevante somos superfluos y dramáticos, patéticos, y ante la clara  adversidad con frecuencia somos profundos, serenos y sabios. Nos hace mas infelices pensar que una nadería nos amarga, que un acontecimiento severo. Cuando somos sometidos a grandes injusticias, también nos sentimos profundamente resilientes.

Ego, pensamiento, actitud, sentimiento, emoción. Se gana mucho cambiando de actitud. Se gana más modificando nuestro pensamiento. Eliminando el ego, la felicidad no tiene sentido.

Muchos libros de filosofía y psicologia, incluyendo los libros de autoayuda, se centran en manipular las emociones, por medio de pensamientos conscientes.  La psicología con frecuencia quiere modificar el estado emocional,  mediante la reeducación, el condicionamiento, o mediante el descubrimiento de los pensamientos inconscientes.

Lo más extremo consiste en modificar  radicalmente nuestra percepción/interpretación del mundo . Puesto que nuestra percepción del mundo es subjetiva,  que se ha construido por nuestra educación,  nuestra herencia, nuestra experiencia, ¿por qué no modificarla ex profeso para hacerla mas propicia a la felicidad, la confianza y la esperanza? ¿y por qué no hacerlo con el Ego, que no es otra cosa, que la percepción que tenemos de nosotros mismos?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Basílides, viejo marinero

Basílides, viejo marinero

¡Dios!, la vejez se ha hecho dueño de mis carnes. Me duelen los huesos, las manos, los ojos de tanto mirar, el aliento, me duele hasta el aliento. Mi corazón habita en la bocana de un puerto remoto. Voy a morir sin a haber visto Ítaca, sin posar mis cansados ojos sobre la lineas sinuosas de sus playas, si contemplarla desde la cortamares nave, como mastil que se eleva por encima del horizente turbio del plielago.

 Ítaca, en el mar de los griegos,  rodeada de agua,  perfecta y luminosa entre todas, legendaria como los montes y los bosques, como mastil que se eleva en un cielo nítido y esférico. Ítaca existe y es paisaje abrupto entre las mareas que abofetean su petreas fronteras, playas ocres que miran al horizonte circular donde el sol se desgasta cada mañana en haces de rojo damasco, la misma línea donde navegan los hombres como islas, los hombres islas.

 Ítaca, la isla,  sabed, existe como existe el verano de la chicharras, como petalos de amapola arrastrados por los vientos polvorientos que agostan el cereal primigenio, atormentando los largos mediodías la adustas piedras quemadas, existe como la primavera bulliciosa y acuática que esparce en un solo soplido amarillo el manto fertil del olivar, como el otoño de los bichitos bajo los escudos de hojarasca o la humaza que elevan al cielo los carboneros, como el invierno que siega los campos en la helada o como madrugado canto del ruiseñor isleño.

 Existe incluso en la montaña alta enmantada en nieves donde el vendaval aulla su nombre a las cumbres doradas. O en los bosques espesos que ahogan los guijos de los caminos para haciéndolos laberinticos perder a intonsos peregrinos. O en los desiertos, donde  silba el rabadán de la las dunas irreprochables profecías de las largas playas de Odiseo.

Todo hombre lleva en sí trazado el mapa de la Ítaca, como un tatuaje vascular bajo el pecho. Todo hombre respira para encontrarla, nocturnamente, en los sueños mas profundos de las entrañas. No es verdad, decidme,  que algunas veces, en los mas oscuro de la noche, en el mas remoto de los resquicios de nuestros sueños de hombres islas, surge un llamada lejana, apenas perceptible, que casi ahoga nuestra respiración, un voz que llama a las blancas rompientes.

 ¡Dios! Yo soy viejo y ya no veré Ítaca. La vida de muchos hombres acaba en la almenara de un sueño imposible.


Pilatos & Company

Pilato le dijo: ¿Y qué es la verdad”  San Juan 18, 38

La verdad ya no está de moda si alguna vez lo estuvo. Ya Pilatos el impertinente[1] se lo planteaba al carpintero. Vamos chico, qué es eso de la verdad. Este chico delira. ¿la Verdad? ¿la Verdad de qué? Pilatos ya apuntaba ese escepticismo tan común en nuestros tiempos. Hoy quién cree en la Verdad. Unos pocos alucinados y otros tantos que creen que la Verdad es el carpintero. Vamos a ver, el carpitero dijo que venía a dar testimonio de la Verdad, no que él fuera la Verdad[2]. Puede que estuviera lleno de Verdad[3] pero él no era la Verdad. ¡Qué difícil distinguir entre el causa y el efecto!

[1] Es adjetivo empleado por Miguel de Unamuno en “En Sentimiento Trágico de la Vida”.

[2] No era él la luz... Juan I,8

[3] Juan I,14

Emptiness

Emptiness

Sorry this is going to be a little long...

 We’ve been said that we need to live for something, otherwise you feel the “emptiness” and emptiness is like a black hole vertigo sometimes you feel, everybody feels except the deaths...hey! Good point! The deaths have not that feeling as far as we may know..he he. We may relate this to the search of danger situations as a way of escaping from such fearsome feeling; the emotion of danger does not leave room for other feelings, unless for a while. Escaping from such emptiness and lack of purpose became a purpose...and danger becomes simply a method to overcome emptiness. The only problem is that danger craving tends to grow and you may end death...ok, the final solution after all...he he

 But there are many other methods to escape from emptiness apart from danger, drug, alcohol or killing yourself wild snowboarding... However, one of the most ever popular and conventional methods are: building a nice Ego. Ego is what you’ve been said you are. Since you are a baby, you are said to be, for example, Roberto, male, white, Christian, good boy, intelligent, good at sports, not so good in this or that... Actually, ego is a representation of yourself...but not get confused: the map is not the territory. We tend to live thinking that we are such representation (identification) and that representation seems to have its own life, its own voice. We identify ourselves with such hallucination and let it grow inside us (mentally, virtually) and it starts making decisions for us. Ego is always building itself and wants to grow more and more, that´s why all of us are always in the road of becoming something....student, engineer, rich, married, parent..Environmental activist, handsome, smart, slim, strong, sexy, good citizen etc.. etc... Ego is very demanding, it always wants more. So, tell me a method to overcome emptiness and lack of purpose? Ego. With Ego you can become a Wall Street broker or a doctor investigating a drug for a cancer cure o you can devote yourself to a big idea, liberty, justice for all or may be simply to become a father and let you kids do something you will identify yourself, i.e. make your ego grow.  We call it parents proud. Many psycho therapies are aimed to empower damaged or out-of-order Egos. However, I will not recommend feeding Ego as I would have not recommend Frodo to use the ring. You cannot make use of the “only ring”. The ring has its own life, you are a stepping stone. It is evil by itself. Of course, it will give you in return of your devotion, a feeling of power and importance but it will let you down if you try to destroy it.  In summary, we spend the whole life evolving around always trying to become something/somebody. That gives a feeling of purpose of life and relax our emptiness feelings.

 Ok, let’s try a different approach. Let’s imagine for a while that there’s no purpose of living that actually asking for a purpose is a wrong question. If the sun is shining, will you ask “is the sun is shining?” If you ask...something is wrong. It is like when you feel you eyes or ears. If you feel them, something wrong. Ok, agreed, there’s something wrong but what about this emptiness feeling? I tell you what’s wrong. Your ego is a (false) friend but most of the time is like Krueger on Elm Street.  If you decide that you don’t need to do nothing special  to live, that you are free (even from Ego) from purposes, ambitions, identification, that you have no need to become nothing in particular,  you don’t need to be handsome, more intelligent than your friend, what’s Ego for, then? Emptiness is the nightmare build by our Ego, the way to keep itself alive. But actually, there’s no emptiness, at least not of the kind shown by Krueger Ego.

 But this is only academic...Good reading Jiddu Krishnamurti, who uses to live in California in the 60s. Alan Watts, too.

Sorry again.

Felicidad I

Felicidad I

Todo el  mundo busca la felicidad. Su significado es incierto y esquivo, inestable e impreciso. Su búsqueda justifica cualquier viaje, cualquier sacrificio. Se habla de ella en términos vagos, sin precisar, casi siempre en pasado o como esperanza de un futuro. Su naturaleza es claramente  temporal, sujeta a los ciclos y a las estaciones. Todo mundo la encuentra misteriosa,  caprichosa, como si fuera imposible alcanzarla mediante un método o una disciplina, ni mediante la razón.

¿Y si la felicidad solo fuera un concepto, fruto de pensamiento? Quiero decir ¿y si la felicidad solo fuera “eso”, idea y pensamiento? Entonces no existe nada que sea realmente felicidad, es solo fruto de la mente. Es un concepto. Un concepto vago e impreciso para designar un estado que tampoco sabemos cuál es, salvo que es el opuesto de amplio espectro de posibilidades que representa “encontrarse mal”.

En pocas palabras, la felicidad es un invento, fruto de la mente, como son los meridianos que dividen imaginariamente  la Tierra en círculos máximos que pasan por lo polos. Los meridianos no existen más que en nuestras mentes aunque pueda que sea útil imaginarlos para navegar o calcular la hora (aunque, seamos francos, la inmensa mayoría de la gente vive sin pensar en los meridianos). Del mismo modo, la felicidad (o la infelicidad) no existe y yo me pregunto si el concepto tiene alguna utilidad.

Aboliendo de la imaginación la felicidad, se vive muy bien. Ya no le preocupa a uno el buscarla o perderla, de darla o recibirla, de haberlo tenido o de haberla visto pasar. Sin felicidad no se deja uno engañar y ya no justifica un nuevo coche, más dinero, un viaje a la Patagonia, o el amor.  Sin el concepto felicidad, hasta el miedo, ese otro invento, es menos virulento. Porque ¿algo mas retorcido que miedo a no ser feliz?



Bú desde el Sur

Bú desde el Sur

Después de una larga jornada por una pradera descarnada, contemplamos ya cayendo la tarde, la gran cordillera que es el portón de suroeste a nordeste del reino de Bú. Frente a nosotros contemplabamos la ininterumpida cadena envuelta en un a suave tela azulada. La montañas aparecen lejanas y como atalaya de lo que nos espera, nos encontramos con el promontorio del Nijed.

 A los pies de Nijed, hay un pequeño cementerio, rodeado por una cerca de piedras chatas y grises que apenas llega a la cintura. Siendo pequeño y miserable, apenas destacables en un paisaje, es bien conocido por todos los viajeros. Es un cementerio de aquellos que murieron si ver el reino de Bú y quedaron enterrados allí, sin esperanza alguna. Sin mas losas que las toscas piedras, sin señales de rito alguno, me pregunto quienes fueron los que depositando su esperanza en el viaje, quedarón finalmente atrapados en este lugar sombrío.

El Camino del Corazón

El Camino del Corazón


No he leído el “Popul Vuh”, un libro sobre los mitos antiguos de los guatemaltecos pre colombinos recogidos, según se dice por un franciscano en el Siglo XVI. En cambio he leído la novela “El camino del corazón” de Sanchez Dragó que recoge en su primera página una cita del “Popul Vuh” que dice:

“Cuando tengas que elegir entre dos caminos, pregúntate cuál de ellos tiene corazón. Quien elige el camino del corazón no se equivoca nunca.” 

En los próximos días tendré que elegir entre dos caminos, elección que se ha ido retrasando a lo largo de semanas y hasta meses porque no le había llegado el momento pero también porque no sabía por donde cogerlo.

He sido lento en plantearme cuál de los caminos tiene corazón. Haciendo la pregunta correcta, la respuesta no puede ser más fácil y obvia.

No sé a qué lugar llevará este camino que tiene corazón, y que por lo pronto, es un poco sombrío y poco tentador. Pero la elección de este camino no tiene error y por tanto, nunca he de arrepentirme.

Aunque el barco se esté hundiendo, no todo vale.

 

Ego: Anillo del poder

Ego: Anillo del poder

 


Para que te hagas una idea.

El Ego es como el anillo de poder que Saurón, el señor oscuro, forjo junto al único en cuyo forjado ha invertido muchas de su fuerza y voluntad. Saurón (el ojo vigilante, el gran hermano, los prejuicios, los miedos, etc...) es como la sociedad, el mundo de los hombres,  que ha construido tu ego, y te ha entregado el anillo del ego. Se forjó en la Montaña del destino, como el ego se forja en el mundo irreal del destino. Donde hay destino no hay libertad. Mientras tengas el anillo del ego, no puedes ser libre.

Como el anillo de Sauron, se ajusta al portador (más grande, más pequeño). En apariencia es algo sencillo, un anillo de oro brillante, sin más joyas, pero ejerce una poderosa atracción al portador. A todos nos parece que el ego es una joya, al precioso, brillante y atractivo.

Con el anillo único Sauron puede conocer y controlar los pensamientos del portador, y hacerse así " EL Señor del Anillos"- Todos los anillos están sujetos al anillo único, porque mediante engaños, Sauron enseño a los elfos como forjarlos e introdujo hechizos de gran poder. A atreves del anillo, los 9 hombres fueron esclavizados y acabaron por convertirse en Nazguls, sombras, espíritus errantes, malvados, oscuros, terribles. A los 9 enanos (¿serán estos lo comerciantes?), los anillos no les convertían en esclavos de Sauron, pero les afectaba convirtiéndoles en codiciosos avaros. Los 3 anillos de los elfos, los seres más sabios y hermosos (que acaso representa las virtudes establecidas), no fueron forjados con la ayuda de Sauron pero aún así también están sometidos al anillo único. Los elfos, como Galadriel, saben que no deben utilizar su anillo mientras Sauron tenga el único, ya que les dominara.

Los poderes de cada anillo dependen del anillo único. Si se destruye el anillo único, todos los demás perderán su poder y todo lo que ha sostenido. Por eso, cuando en una guerra, todo lo que ha forjado la sociedad se destruye, los egos desaparecen, quedan debilitados. A Víctor Frankl le paso en el campo de concentración.

Para que el anillo de Sauron tuviera poder sobre el resto, tuvo que poder mucho de su fuerza y voluntad obteniendo así un poder mejorado. Separado del poder, como cuando Isildur le cortó los dedos, Sauron no desaparece, porque mantiene una conexión con la fuerza del anillo que todavía existe. Por eso, en una guerra, Sauron nunca es destruido (la sociedad no es nunca destruida) y acaba por resurgir.

Si el anillo fuera destruido, Sauron sería  destruido, porque no tendría suficiente fuera para mantenerse existente y se convertiría en una sombra. Pero las posibilidades de destruir el anillo son muy remotas (como es muy remoto destruir la base ilusoria de la civilización y la sociedad) ya que no puede ser destruido mediante un procedimiento ordinario. No puede ser destruido mediante la fuerza (las revoluciones, guerras el conflicto), mediante un hacha o un martillo, ni puede ser destruido en una forja. Solo puede ser destruido en el monte del destino, en los fuegos del monte, donde se forjo del mismo modo que el ego no puede destruirse sino en su origen, en donde se forjó, en la compresión de su alucinación.

Pero nadie tiene la fuerza, ni aun siquiera Sauron, para destruir el anillo único, que ha adquirido vida propia, fuerza propia, incluso para quien la forjó, del mismo modo que la sociedad no puede destruirse la imagen que de sí misma tiene el propio Sauron no puede concebir que nadie se atreve ni a intentarlo. El anillo tiene una enorme influencia en quien lo porta. Tanto Isildur como Frodo lo intentaron aunque fallaron, si bien Frodo hizo un valiente esfuerzo y finalmente el anillo fue destruido.

El anillo tiene voluntad por sí mismo, como el ego, y siempre buscara una manera de volver a su dueño (la sociedad) con quienes esta íntimamente ligado. Isildur se lo puso sin querer en los campos de Gladden y se expuso a los orcos que le perseguían que acabaron por matarle. Frodo, en la cima de los vientos, también se lo puso lleno de miedo, cuando los Nazguls se aproximaron a él quedando expuestos a tu ataque. El anillo, como el ego utiliza el miedo para ejercer su poder.

La tentación que ejerce el anillo es muy poderosa (ilusoria). Smeagol, que por el anillo se convertiría en Gollum, no mas verla fue sometido y le hizo cometer un asesinato para conseguirlo. Hombres muy nobles como Boromir fueron tentados por el anillo e intento arrebatárselo a Frodo. Por tal razón fueron destruidos por  su causa. Personas sencillas e inocentes, espíritus bondadosos, como Bilbo pudieron vivir con el anillo durante más de 60 años, pero cuando lo vio nuevamente colgando del cuello de Frodo, años más tarde (17 años según el libro) tuvo una enorme tentación. Incluso Gandalf, que es un hombre sabio, es tentado por él.

En anillo es absolutamente maligno, como el ego y cualquiera que lo use, se convertirá en malvado, incluso aunque tenga las mejores intenciones (el altruismo fundamentado en el ego, la ganancia, el cielo, la fama,). Alguien muy poderoso y sabio podría hacerse con el anillo y suplantar a Sauron, pero final sucumbiera a su poder y maldad.  Probablemente Gandalf es el único de la tierra media quien podría obtener ventajas para vencer a Sauron, para suplantarle pero sucumbiera a le finalmente, y el anillo sería su dueño, como el ego es el dueño de todos nosotros, aunque creamos que somos uno con el ego. También los dos reyes elfos, Galadriel y Elron podrían como Gandalf, e incluso Aragorn podría vencerle, pero se convertirían en Señor oscuros. Galadriel, que tiene visión profética, vio como se convertiría en la Señora Oscura que pudo haber sido una alucinación creada por el anillo. Todos, incluso Boromir, vieron que podrían vencer al Sauron con el anillo (a la sociedad) pero no al anillo (el ego), y finalmente no se convertirán en reyes sabios y justos sino en tiranos por merced del anillo.

 El resto de los mortales, menos sabios, no pueden controlar el anillo (el ego), pero el anillo les realza sus poderes sus talentos naturales por ejemplo, a Smeagol hace que no le puede ver con ojos ordinarios, si acaso solo como una leve sombra a la luz directa (esto es lo que dice el libro) convirtiéndole  en un hábil ladrón y agudizando sus sentidos (tensionando los sentidos) , e incluso le puede hacer invisible (es decir, hacer que no se vea al auténtico Smeagol). ¿Cuanta gente se oculta detrás de su ego?

Quien porta el anillo le hace invisible porque entra en el mundo de los invisible (world of the unseen), el de las ideas, conceptos, pensamientos. Sauron fue capaz de ver a Frodo cuando se puso el anillo en la cima de los vientos.

El anillo prolonga de forma poco natural la vida de su portador, que de otra manera moriría. Smeagol, vivió mas de 500 años de los 100 que se le propone a una criatura del tipo hobbit. Y Bilbo permaneció mucho más joven mientras porto el anillo (el ego) pero cuando lo dejo, envejeció repentinamente, como muchas personas que se jubilan y pierden el ego que les ha sustentado y envejecen en poco tiempo.

El anillo acaba por consumir al portador, hacerse con todos su pensamientos, todas su existencia. Smegol solo era un poquito de lo que quedaba en Gollum. Smegol y Gollum hablaban entre ellos, como si fuera dos entidades diferentes. Incluso Bilbo que era de buen carácter se enfado con Gandalf cuando él le pidió que dejara el anillo. Frodo fue torturado por el anillo y nunca acabo por recuperarse tanto que tuve que marcharse (retirarse del mundo) e irse con los elfos.

Dice Tolkien, que si uno utiliza el anillo muy frecuentemente a cabo por desvanecerse del mismo que el ego acaba por aniquilar lo que somos en realidad. Toda la eternidad estará sujeto al anillo, (como Gollum), bajo las ordenes de Sauron, serán rendido al anillo, hasta que venza la ultima resistencia de l mente. Así el ego se hace con uno hasta hacernos desaparecer y convertirnos en sombra de lo que somos, como los grandes criminales y malvados de la historia del mundo.

 "And now at last it comes. You will give me the Ring freely! In place of the Dark Lord you will set up a Queen. And I shall not be dark, but beautiful and terrible as the Morning and the Night! Fair as the Sea and the Sun and the Snow upon the Mountain! Dreadful as the Storm and the Lightning! Stronger than the foundations of the earth. All shall love me and despair!"  -Galadriel tentada por el anillo. 

Illustración/ILUSTRATION TED NASMITH THE FELLOWSHIP OF THE RING

Brockwood Park - Septiembre 15, 1973

Brockwood Park - Septiembre 15, 1973

Es bueno estar solo. Estar solo es hallarse muy lejos del mundo y, no obstante, caminar por sus calles. Estar solo, subiendo por el sendero junto al veloz y ruidoso torrente de la montaña que rebosa con el agua de la pri­mavera y las nieves derretidas, es estar atento a ese árbol solitario, único en su belleza. La otra soledad[2] de un hombre en medio de la calle, es el dolor de la vida; él nunca está solo, distante, incontaminado y vulnerable. La saturación de conocimientos engendra interminable desdicha. Ese hombre que camina por las calles encerra­do en sí mismo, es la urgencia interna de expresión, con sus frustraciones y padecimientos; ese hombre nunca está verdaderamente solo. El movimiento de esa soledad es el dolor.

Ese torrente de la montaña estaba repleto y crecido con las nieves disueltas y las lluvias de la temprana primavera. Podía escucharse el ruido de las grandes piedras empujadas por la fuerza de las aguas torrenciales. Un alto pino de cincuenta años o más se derrumbó en el agua; ésta lavaba el camino dejándolo limpio. El torrente se veía fangoso, de color pizarra. Más arriba, los campos se encontraban cubiertos de flores silvestres. El aire era puro y todo respiraba encantamiento. Los altos cerros todavía estaban nevados, y los glaciares y grandes picos retenían aún las nieves recientes, se mantendrían blancos durante todo el verano.

Era una montaña prodigiosa y uno podría haber se­guido caminando perpetuamente, sin que lo afectaran jamás los empinados cerros. Había en el aire un perfume nítido y fuerte. Ese sendero estaba desierto, nadie baja­ba o subía por él. Uno se hallaba a solas con aquellos os­curos pinos y las aguas torrenciales. El cielo tenía ese sorprendente azul que sólo se ve en las montañas. Uno lo contemplaba a través de las hojas y los enhiestos pinos. No había allí nadie con quien hablar y la mente no parloteaba. Una urraca blanquinegra pasó volando y desapareció en el monte. El sendero llevaba muy lejos del ruidoso torrente y el silencio era absoluto. No era el silencio que sigue al ruido; no era el silencio que adviene con la puesta del sol, ni era ese silencio que llega cuando la mente se apaga. No era el silencio de los museos y las iglesias, sino algo que no tenía relación alguna con el tiempo y el espacio. No era el silencio que la mente ela­bora por sí misma. El sol ardía y las sombras eran agra­dables.

Sólo recientemente descubrió él que no había un solo pensamiento durante estos largos paseos por las calles atestadas o por los solitarios senderos. El siempre había sido así, desde que era niño; ningún pensamiento pene­traba en su mente. El sólo observaba y escuchaba, nada más. Nunca surgía el pensamiento con sus asociaciones. No había formación de imágenes. Un día, de pronto se dio cuenta de lo extraordinario que eso era; a menudo intentó pensar, pero no acudía pensamiento alguno. En estos paseos, con gente o sin ella, todo movimiento del pensar estaba ausente. Esto es estar solo.

Por encima de los picos nevados iban formándose nubes densas y oscuras; probablemente llovería más tarde, pero ahora las sombras eran muy definidas con el sol claro y brillante. Aún persistía en el aire aquel grato perfume, y las lluvias habrían de traer un olor diferente. Había un largo camino de descenso hacia el chalet.

Era un magnífico atardecer y la suave luz primaveral cubría la tierra

Krishnamurti

Caminos I. Una pista a través del bosque

Caminos I. Una pista a través del bosque

No le hago asco a ningún camino de tierra, yerba, barro,  piedra o nieve que cruce un bosque,  denso de hoja perenne o caduca, cuajado de zarzas a los lados o pinitos incipientes, que se deslice por un valle pedregoso a la umbría de monte cubierto de brezo,  o que vadee un rio lento, meandroso, o un riachuelo de rápida corriente y pedregal.  Lo mismo me da si recorre la curva de nivel de un monte entre columnas de pino de Valsaín o se hunde en una vaguada imposible  cubierta de hojarasca de  hayas centenarias y que lentamente, a modiño que dicen los gallegos, te eleve a un collado despejado desde donde se observa un valle mayor o toda una cordillera nevada.

Si el camino se recorre de mañana y aún la bruma esconde los requiebros del paso, mejor que mejor, pero tampoco importa que los rayos de una mañana avanzada caigan de repente desde la ladera atravesando la arboleda y dejar que el mediodía te encuentre a medio camino, entre principio y el final de la tarde.

No está mal ver desde lejos un molino en ruinas o una ermita abandonada desde el camino ni pararse un momento,  en un puente pequeño,  silenciando la respiración, para escuchar al picapinos.

Los caminos solitarios, ignorados,  medio olvidados  pero no lo suficiente para que los devore la vegetación. Si se cruza uno con alguien, un saludo, sin detenerse y a seguir camino.

Tampoco importa que llueva y al principio, se escuche el chaparrón invadiendo las copas de los árboles hasta alcanzarte, abrochándote el cordón de los zapatos. Que truene poco.  Y luego al escampar, se escuche el chorreo en el sotobosque.

Otoño o Invierno . Y si no te espera nadie de vuelta, ni hay obligaciones que atender e igual, acabas durmiendo junto al muro de piedra y hiedra, de un antigua iglesia, lo mismo da.  El buen camino ha de andarse sin prisas, saboreándolo con las plantas de los pies.

Descargar 'The Beatles Remastered'

Descargar 'The Beatles Remastered'

Debe estar la cosa bien jodida cuando tenemos que echar mano de The Beatles. 

Hoy se saca al mercado las 217 canciones de los Beatles, remasterizadas que incorporan versiones "mono" como las originales. "El Mundo" también las saca y no me extrañaría que se puedan comprar con cupones de fidelidad al periódico.  Es penoso.  Los Beatles como reclamo comercial, para que alguien le encuentre la gracia a eso comprar el periódico.

Lo siguiente es que nos vendan detergente en un anuncio mientras suena al fondo el "Let it be". Lo único que falta para que la aborrezcamos totalmente. "Speaking words of wisdom"... "y ni rastro del chocolate"..."let it be, let it be".

Este principio del Siglo XXI es patético. Ni hay buena música, ni buen cine, ni buen arte, ni buenos libros....salvo los clásicos del Siglo XX y  los Beatles ya son unos clásicos. Pero a los clásicos nos lo estamos cargando.

En lo demas, el panorama es como si estuveramos como en la diez de ultimas. Vayan recogiendo el tenderete que esto se acaba. No hay talento ya, no hay revolución, ni rebéldía, ni romper moldes, ni inventarse la luna. La excetricidad se ha hecho algo común. No hay forma de llamar la atención, ni por talento ni por imbécil. Nos hemos acostumbrado a todo, y por eso, estos tiempos son tan anodinos, infértiles, inutiles. La juventud se enfrete a la policia en Pozuelo no por "all you need is love" si no por aburrimiento regetton/hip hop. A base de repetir y repetirnos, acabaremos por vomitarlo todo. ¡La gran vomitada universal al fungi!

A los que todavia les emociona los Beatles y no quieren acabar por echarlos a perder, les recomiendo que no se les ocurra comprar los THE BEATLES REMASTERED. La mejor resistencia es no comprar.

Lo digo por experiencia. Es la disponibilidad en exceso, el acceso fácil inmediato no secuencial (como los benditos cintas de cassette), los IPOD de 8 gigas con la discografia completa del Boss o de ACDC o IRON MAIDEN, las recopilaciones de los 60, 70, 80, 90, los top, los tope guay, las colecciones exclusivas, la ediciones limitadas que tienen todo dios en cajas de metal, las descargar gratuitas, el youtube a tubo, ..lo que esta acabando con la gracia del tema. Fuera con todo. Donde esté ese vinilo viejo que no debe ponerse mas allá de 1 vez al año para preservarlo...del abuso...que nos quiten todo.

Es mas, seria de agradecer que prohibieran a los Beatles para que tengamos que comerciar con su música y sus letras, para que haya escuchas ilegales, intercambios de discos, ficheros intervenidos, quedadas de flipados, detenciones, resistencia, para que podamos cantar All you need is Love frente a la policia del regimen o en una Manifestación en contra de algo que merezca la pena.

Hubo un tiempo que estaba mal visto escuchar a los Beatles y ahora, All you need is love...Dios! Si ya hasta parece un slogan comercial de Mc Donalds

PD: Obviamente es mentira ("twist and shout") y desde esta página no puedes descargarte nada.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Problemas y Consecuencias.

Problemas y Consecuencias.

El stress, agobio, ansiedad, displacer, molestia, miedo, el deseo…ninguno de estos estados es bueno para la inteligencia.  Lo embotan, lo condicionan, lo invalidan.

Muchos problemas no se resuelven porque no se comprenden y querer resolver es un impedimento para la compresión. Querer resolver produce stress mental, embota el pensamiento. La inteligencia humana funciona mal bajo presión, acaba perdiendo por las juntas. Es el Principio de Pascal.  El deseo, la voluntad acuciante no ayuda a la comprensión solo a la presión.

Cuanto más incordiantes, atemorizantes, incómodos son las consecuencias de un problema mas dificultades encuentra la inteligencia para mantenerse libre del deseo de comprender, porque, sometidos a molestias,  queremos librarnos de las consecuencias echando leches aunque sea a costa de la comprensión. No necesito entender si he evitado las consecuencias. Queremos resolver, no comprender y acabamos por confundir el problema con la molestia, incomodidad, incordio o miedo que produce.  Error de disponibilidad.  El efecto está más disponible a la conciencia que el problema. Bajo este embotamiento que produce el incordio,  las consecuencias son elevadas a categoría de problema y de este modo dejamos de pensar en el problema para comprender, y empezamos a pensar para paliar, evadir, evitar.  Ocupa nuestra inteligencia la evitación de la molestia, de la consecuencia que es diferente a la compresión y la solución pasa a convertirse en la desaparición de la molestia.

Muchos problemas no se resuelven porque no se comprenden porque no distinguimos el problema, de la consecuencia. Este error aplica a todas las esferas de las vida humana. El error de disponibilidad  invade toda la sociedad humana y a los seres humanos individuales en su vida personal.   Se hace política, económia, se busca trabajo, pareja, se tienen hijos, se compra casas, coches y vitro cerámicas  al amparo de este error.  Se hacen leyes, se prohíbe, se regula, se incentiva, se promueve, se descarta, se hacen guerras  partiendo de este error.

¿El cambio climático, la violencia de género, el agotamiento de recursos, el terrorismo, la pornografía infantil, las drogas, el hambre en el mundo,  las enfermedades,  ….son problemas o la consecuencias?

Vuelvo

Vuelvo

Después de muchos meses (20 meses) vuelvo. Retomo el blog. Las circunstancias y conyunturas obligan. La estupidez en este tiempo avanza y prospera. No me queda mas remedio que volver. Eso o hacerme terrorista.

Desde mis últimos artículos, he dejado de fumar y mantengo conversaciones habituales con Krishnamurti (Jiddu no el otro, el farsante). Además, Zach está por nacer. Queda un mesecito. Tengo que currarmelo.

Oireís de mi.

Mentiras II: Lo politicamente correcto

Mentiras II: Lo politicamente correcto

Quizás no sea nuevo. Quizás la censura al lenguaje y al pensamiento venga de lejos, solo que ahora se le ha dado nombre. Es lo mismo.

 

Antaño casi exclusivamente utilizado por los políticos y hoy en día, ampliamente utilizado por los medios de comunicación, los empresarios, los banqueros, economistas, médicos, ingenieros, analistas,  organizaciones de caridad u ONGs, homosexuales, militares, etc..paulatinamente ha invadido el lenguaje del común de la personas.

 

Formalmente, se define para describir ese tipo de lenguaje que trata de minimizar las ofensas que puede causarse a grupo etnicos, culturales y religiosas, y por extensión, al lenguaje que se ajusta a la ortodoxia política o cultural. En pocas palabras, es un tipo de lenguaje que impone una censura lingüística, una faja podriamos decir, que recoje nuestros grasientos modales. Si fuera solo un tema de modales, de mantener un cierto decoro en lo que se dice con el fin de mantener una convivencia armoniosa y pacífica, con los demas, hasta sería de sentido común. Pero todo apunta a que sus propósitos no son tan nobles y légitimos.

 

Y si a eso añadimos, que la correción política parece tener vida propia y que actualmente presenciamos como evoluciona y crece, extendiendose a todas clases sociales y todas las esferas de la actividad humana, cultural, economica, politica, interpersonal, empresarial, etc.. y amplia y perfecciona sus multiples posibilidades, tenemos un panorama que necesariamente produce repulsión.

 

Lo cierto que lo politicamente correcto falta a la verdad, la manipula, promueve la desinformación y envuelve la realidad con una pelicula pringosa y dulce pero cuyos amargos propósitos son el control del pensamiento,  generación de una realidad falsificada, solo aparentemente mas amable, menos dura.

 

Una de las pervesiones mas evidentes propiciado por este estado de cosas, es la extensión al lenguaje común mas allá del lenguaje periodístico o político. El lenguaje crea la realidad y el vulgo lo ha desarrollado hasta hacerla literal, llegando a entender  no ya que una palabra, un forma de hablar, no es politicamente correcto sino que ha determinadas actitudes que no son politicamente correctas (el error de piensagrupo llevada al extremo) sino que una realidad desagradable, oscura, inconveniente, negativa, mortecina, repeletente resulta claramente politicamente incorrecto. La consecuencia inmediata es describir la realidad en terminos politicamente correctos falseando la realidad, pero ¿Con qué proposito? ¿Qué hay detras de lo politicamente correcto y especialmente, cuando se utiliza en un entorno, por ejemplo profesional?

El Entorno Profesional/Empresarial

Es viejo el uso por parte del patrón del término "familias" para referirse al trabajador (me lo recordó ayer el sindicalista de la empresa). Desde luego, decir familias transmite un mensaje, absolutamente falso, que pone al patrón en el papel, algo así, como benefactor familiar. Trabajador es una palabra de por si desagradable...la raíz trabajo infunde sospechas. Y que decir de obrero...palabra casi ya en desuso, o proletario (prole...casi con el mismo fundamento que familia). Hay otras muchas palabras que se utliza para designar realidades crudas y desagradables: regulación o mejor aún reestructuración, o reajuste, o adaptación para ocultar lo que sencillamente es, despìdos. O hablar de asistente, ayudante, administartivo frente a secretaria (nadie quiere serlo).

Pero hoy me voy a ocupar de otras palabras: Positivo, motivación. Dos palabras muy apropiadas para designar esta tenedencia desintegradora de la realidad mediante el lenguaje. Hoy en día, en las empresas ser positivo forma parte de la correción política. Ser positivo pasa a significar no decir nada que cuestione, manifieste, describa una persona, su trabajo o una situación. Es decir, significa nada mas ni nada menos que ser correcto. Por contra, se descalifica mediante su contrario, negativo, convertido así en straw man u hombre de paja, a cualquier comentario, independientemente de su forma, que ponga de manifiesto que la situación es cruda, dificil, critica o insalvable.

No estamos tan lejos de la Neolengua orwelliana.

Emisiones

Emisiones

Leo que la industria viene a ser del 55% del las emisiones de CO2 totales, mas o menos, en una ciudad como Donosti y del resto, es decir 45%, correspondiente al sector que llaman difuso, que incluye las emisiones debidas al transporte, residencia, servicios y residuos.

El transporte viene a ser el 36% del 45%, y los turismos particulares el 60% del 36% del 45%......es decir, los automoviles particulares suponen de promedio ser causantes de 10% de las emisiones de C02, que en el caso de Donosti, estamos hablando de unos 170.000 automoviles particulares.

No hace falta hacer grandes cuentas para darse cuenta, que, lejos de lo que nos quieren hacer creer, es la industria quién debe reducir su emisiones y que un 50% de reducción contribuiría a mas de un 25% de total, frente al 5% que supondría que el 50% de la personas dejaran el coche en casa (no entro a valorar si el transporte público en Donosti, sería capaz de absorber tal cantidad de pasajeros extra).  

 

¿A qué jugamos?

Caminar por donde uno quiera

Caminar por donde uno quiera

En la oscuridad del norte hay un pez, cuyo nombre es inmenso. El Libro de Chuang Tse

Este principio de año, tan tonto como otros, me reafirmo en que andar es una de mis actividades favoritas. Caminar por donde uno quiera como dice Chuang Tse, y preferiblemente por aquellos caminos por donde pasan muy poca gente (el aislamiento es tan complicado), escuchar los pulsos de mi corazón (no quiero ser cursi, es absolutamente literal) y mi respiración agitada por culpa de mi escasa forma.

Dice el Maestro Katsuki Sekida, que si el Zen tiene algún principio,  esta en la respiración al borde de la asfixia. El practicante del Za Zen, mantiene la respiración apenas lo suficiente para no ahogarse y que en esa semi crisis respiratoria encuentra la mente y el espiritu (si existe) un entendimiento superior (?) de la realidad o, aún mejor en terminos en terminos Lacanianos, de lo real.

Acaso mi falta de forma, mi resuello, sea la causa de que el caminar sea para mi algo asi como meditar. No sé si veo lo real, lo transcendente o sencillamente me olvido de ella.

En cualquier caso, el camino imaginado, marcado o no, es una muy buena representación de la dinámica vital y sus disficultades. Cuando uno camina por ahí, por donde uno quiere, siempre se enfrenta a los caminos que se separan. La elección es inevitable. Sin nostalgias, no obstante.

Robert Frost (1874–1963). Mountain Interval. 1920.

The Road Not Taken

TWO roads diverged in a yellow wood,

And sorry I could not travel both

And be one traveler, long I stood

And looked down one as far as I could

To where it bent in the undergrowth;                              5

 

Then took the other, as just as fair,

And having perhaps the better claim,

Because it was grassy and wanted wear;

Though as for that the passing there

Had worn them really about the same,                               10

And both that morning equally lay

In leaves no step had trodden black.

Oh, I kept the first for another day!

Yet knowing how way leads on to way,

I doubted if I should ever come back. 15

I shall be telling this with a sigh

Somewhere ages and ages hence:

Two roads diverged in a wood, and I—

I took the one less traveled by,

And that has made all the difference.                                   20

 

Mentiras I

Mentiras I

 

La mentira cuenta con ventaja: la ignorancia es su caldo de cultivo y de eso hay mucho. Cuanto mayor es la ignorancia, menos sutil la mentira. La otra aliada: el miedo. Donde hay miedo cuela la mentira y se amedrentar al mas pintao.

 

Promover la ignorancia y generar miedo es la labor que allana la mentira, la manipulación, el uso y el abuso. Conviene a algunos.

 

Y nos quieren ignorantes y miedosos.

 

Continuará.

Egoismo

Un pensamiento de estos dias, extraído directamente de algunas experiencias de esta semana. La primera: nada nos hace ser mas egoístas que estar enfermo o ser infelices. Seguramente no es una nueva idea ni siquiera para mi y se parece, dada la vuelta, a aquello de que no hace falta decir "por favor" a un hombre feliz. (y no hace falta, por abundancia, por ausencia de egoísmo). La infelicidad es la madre de muchos vicios o lo que decía Spinoza, Proposición XLII de su “Etica Demostrada Según El Orden Geométrico”: La felicidad no es un premio que se otorga a la virtud, sino que es la virtud misma”. En cuyo caso, la infelicidad sería el vicio por excelencia del cual deriva muchos. Si empezamos por la primera parte de la proposición, el enfermo puede ser un auténtico tirano. .El enfermo es un egoísta cuya miseria y malestar le dejan sin fuerzas para pensar en los demás. Solo piensa en su problema.. Me viene a la memoria ese cuento de Mario Benedetti “Los pocillos”; un hombre que al quedar ciego se convierte en un auténtico antipático, incapaz de pensar mas allá de su propia ceguera y que por supuesto se odia. La segunda parte, el infeliz, aplica lo mismo que puede decirse del enfermo. ¿No es la infelicidad una especie de enfermedad? El ser infeliz no encuentra en si ninguna satisfacción que esa es una definición buena de la infelicidad. La infelicidad es íntima, personal, es un proceso interno. Sorprendería que la encontrara fuera de si. Puede que fuera de nosotros estén cayendo chuzos de punta, pero la infelicidad sigue siendo interna, procesada internamente e interpretada. Puede que la infelicidad sea comprensible, esté justificada e incluso sea lógica por esos chuzos externos, pero sigue siendo íntimo. Lo íntimo de la infelicidad quizás se prueba por el hecho de que situaciones parecidas pueden afectar de diferente forma según quién. Bien pues, al infeliz, todo le fastidia incluyendo a su persona. La felicidad ajena parece que le turba y ahonda su infelicidad, provocando a menudo envidias o escepticismo. Vive en una especie de escasez, de ausencia, de falta de algo que no es sino de aquello que genera bienestar en su propia persona. Esta escasez parece que le impide ser generoso, le impide cuidar, atender, estar dispuesto, ser paciente y tolerante etc...en suma, le impide querer el bien ajeno, o participar en él, que es la base del amor. No amando a los demás, es decir no siendo generoso, cuidadoso, atento, etc....parece reservarse el amor a si mismo. El egoísta parece vivir preocupado porque no se le escape esfuerzo amoroso fuera de si. La lógica que se sigue es pervertida como bien apunta Erich Fromm, entre otros, en su “El Arte de Amar” cuando se pregunta si “¿Es su egoísmo idéntico al amor a sí mismo, o es la causa de la falta de este último?” No parece que el amor, el cuidado, la atención, etc..hacia los demás excluye el amor, el cuidado, la atención a uno mismo. Es mas, posiblemente, el amor y sus efectos hacia los demás refuerza el amor propio, la estima, y da propósito. Desde luego, a veces, parece que la mejor forma de cuidarse es atendiendo un poco a los demás, aunque solo sea porque ser generoso nos hace sentirnos mejor y ser mezquinos nos enferma y nos pone de mal humor. Quizás por eso, el planteamiento correcto es revertir los factores, como dice Fromm de forma que: no somos mezquinos por ser infelices, si no que, nuestra infelicidad arranca de nuestra mezquindad. Y esa mezquindad es, en primera instancia, con nosotros mismo, es nuestra falta de amor propio, nuestra falta de cuidado, de responsabilidad, de atención a nuestra persona... lo que nos hace egoístas y no como generalmente se asume que el egoísta solo se quiere a sí mismo. El egoísmo revela la escasez. El egoísmo quiere compensar la ausencia. Sin egoísmo, el mezquino se dejaría morir. No es extraño apreciar fenómenos de comportamiento aparentemente contradictorios, como la que plateamos del egoísmo como equivalente a ausencia de amor si mismo y en especial, en la relaciones entre padres e hijos. Hay progenitores que justificando cuidado hacia su prole les acuestan a la seis de la tarde en pleno verano, les impiden montar en bicicleta o a caballo, los dejan llorar en la cuna, no les deja jugar con pinturas, les impiden tirarse al suelo y jugar con el barro etc...Con frecuencia, tras esos aparentes cuidados, se esconden la comodidad, tranquilidad, conveniencia y egoísmo del progenitor puesta por delante del desarrollo y alegría del niño. Madres castradoras que decía Freud o padres castradores que decía Lacan.Publicado por Innuit en 9:38 0 comentarios  martes 13 de marzo de 2007

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Tenemos miedo a pensar

"Los hombres temen al pensamiento más de lo que temen a cualquier otra cosa del mundo; más que la ruina, incluso más que la muerte. El pensamiento es subversivo y revolucionario, destructivo y terrible. El pensamiento es despiadado con los privilegios, las instituciones establecidas y las costumbres cómodas; el pensamiento es anárquico y fuera de la ley, indiferente a la autoridad, descuidado con la sabiduría del pasado. Pero si el pensamiento ha de ser posesión de muchos, no el privilegio de unos cuantos, tenemos que habérnoslas con el miedo. Es el miedo el que detiene al hombre, miedo de que sus creencias entrañables no vayan a resultar ilusiones, miedo de que las instituciones con las que vive no vayan a resultar dañinas, miedo de que ellos mismos no vayan a resultar menos dignos de respeto de lo que habían supuesto. ¿Va a pensar libremente el trabajador sobre la propiedad? Entonces, ¿qué será de nosotros, los ricos? ¿Van a pensar libremente los muchachos y las muchachas jóvenes sobre el sexo? Entonces, ¿qué será de la moralidad? ¿Van a pensar libremente los soldados sobre la guerra? Entonces, ¿qué será de la disciplina militar? ¡Fuera el pensamiento! ¡Volvamos a los fantasmas del prejuicio, no vayan a estar la propiedad, la moral y la guerra en peligro! Es mejor que los hombres sean estúpidos, amorfos y tiránicos, antes de que sus pensamientos sean libres. Puesto que si sus pensamientos fueran libres, seguramente no pensarían como nosotros. Y este desastre debe evitarse a toda costa. Así arguyen los enemigos del pensamiento en las profundidades inconscientes de sus almas. Y así actúan en las iglesias, escuelas y universidades."  Bertrand Russell: "Principes of Social Reconstruction". London, 1916Publicado por Innuit en 0:30 0 comentarios  miércoles 14 de marzo de 2007 

Fantasia II.

Fantasia II.

Habiendo los feana cantando por todo el reino las gestas del Señor de las Islas, tal y como la tradición de Aok las ha guardado en la memoria de sus gentes, y habiendo los magos de Dokiel inventando el alfabeto, sus reglas y gramaticas con arreglo a la Ley de la Palabra, el rey Bordá mando reunir a sus consejeres y les conjuro a transcribir las canciones populares a papel de abedul, para así preservar en la memoria para futuras generaciones.

Cientos de escribientes fueron adiestrados en el arte de la escritura y al cabo de 20 años, sumaban el número de 534 que relataban la infancia de Eadar el joven, 2500 que relataban las proezas y aventura de los caballeros de la Sociedad de la Palabra, 1231 construía en verso dodecasílabo cánticos de alabanza y finalmente, 100 ilustraban con delicados dibujos semejantes libros, que fueron guardados y cuidados por una hermandad que con tal fin se creo, la Sociedad de los valores eternos.

Sin embargo, la estirpe del Rey Bordá entró en decadencia y pronto los enemigos de Skut y Aordá, los habitantes de los páramos de Ekwan aprovecharon para arrasar al golpe de espada y fuego, la grandeza y la gloria del reino de Toel. Al principio tomaron las tierras altas, montañosas y agrestes del norte, y los vastagos de Bordá, se rieron. Luego tomaron el Valle Gemelo, tierra natal de gran Eadar, y la estirpe pervertida rió aún más fuerte, luego cruzarón el gran Lago de Salam con cientos de naves y saqueron las aldeas, mataron a sus honbres, recios pero pacificos agricultores. Entonces, la raza reinante tembló y escondío sus cabezas en sus palacios y torres, el ejército se disolvió y una gran cantidad de las gentes huyeron a Sur al reino vecino de Mantuán, otros cruzarón el estrecho de Farlg y alcanzaron isla Ballena, donde fundaron la ciudad de Gwuyenden y se convirtieron en Piratas de la estirpe inglesa.

En primavera, en el deshielo, las hueste de barbaros entraron en la Ciudad de la Luz al borde de Lago Salam, que es un lago salado donde no corre la brisa, y cuando llegaron, no encontraron a nadie ni nada. Salvo un niño, de dos años que, olvidado o quizás abandonado por sus padres deambulaba por las plazas empedradas de la Ciudad. Este niño es el prodigio del que dan cuentas otras historias, Groa, el hombre que no sabía llorar.

La Bibloteca de la Artes fue arrasada y con ello, la memoria colectiva de pueblo de Aok. No quedó libro, mapa, imagen alguna para preservar la memoria de los heroes, no quedo nada del Tratado de la Especie ni el Lenguaje de la Aves. De todos los libros, por circustancias que no son conocidas, no quedó más que uno. El titulo de este libro es y sera "La doctrina de la guerra".

20/07/2005

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres