Blogia
nunatak

Vuelta a la Isla Misteriosa

Vuelta a la Isla Misteriosa Aprovechando la ausencia de obligaciones, y mi natural tendencia de permancer en el refugio de mi isla cuando me es posible, este fin de semana me propuse leer "La Isla Misteriosa" de Jules Verne. Confirmo nuevamente la sospecha antigua de que el cine ha retrasado y perjudicado mi lectura, al menos de la lectura de los clásicos (bueno, en general, la televisión y el cine compiten con ventaja con muchas otras actividades, por descontado la lectura). En el caso particular de la "La Isla misteriosa", creo haber visto desde mi más temprana edad varias versiones llevadas al cine, a la televisión y al mundo de los dibujos animados. También he tenido oportunidad de leer en formato comic o en pequeños libritos, versiones siempre muy por debajo de la obra original. Reconozco que en mi caso particular, el cine, la TV. los comics o versiones resumidas del libro (por cierto bastante largo) es responsable de que nunca haya sentido el menor interés en leerlo y lo que es peor, me hiciera asumir que conocía el clásico. No es el único caso. Solo en los últimos diez años he leido (con sorpresa y placer) clásicos tales como Robinson Crusoe, La isla del Tesoro, Los viajes de Gulliver, El hombre que pudo reinar, Ivanhoe, El Ultimo Mohicano, Lord Jim, el Libro de la Selva, La maquina del Tiempo, y una largo etc...

No ha mucho tiempo saliamos mis hijos y yo de ver Troya con un cabreo supino. Aficionados a los mitos griegos, mis hijos los conocen lo suficientemente para darse cuenta de que "Troya" era un engaño. Lo peor, habria de venir, cuando, a propósito de la pelicula, habia personas que jamas habian leido una línea de Homero ni de Graves, ni a los respetuosos poetas del romanticismo, interpretaban de la historia sin pies ni cabeza, destrozando así el mito original. De algún modo, esto molesta. Habrá que analizarlo.

Algunas reflexiones al respecto.Creo que estos efectos que la adaptación al cine, tv, etc.. de clásicos conlleva es algo que no solo me afecta a mi sino a un buen número de personas (reciemente alguine me dijo que no era capaz de leer "El Señor de los Anillos", después de haber visto la pelicula). Curiosamente, la consecuencia que tiene estas adaptaciones no es, con mucha frecuencia, la de estimular la lectura de la obra original (aunque a veces también lo consigue) sino mas bien a inhibirla. En principio, parecería pues, que poner en formato "cine" los grandes clásicos es de algun modo contribuir a su divulgación e interés. Sin embargo, más bien parece al contrario. El que ve la pelicula cree conocer en detalle el clásico y de ahí el desinteres. Finalmente y como subproducto del anterior, el cine llega a hacernos incurrir en el error de que conocemos el clásico y que hasta tenemos cultura, un barniz de cultura con frecuencia minima cuando no descaminada (el cine versiona el clásico, con frecuencia la manipula y malinterpeta al estar libres de derechos de propiedad y por tanto sujeta a todo tipo de desmanes, haciendola inservible. En suma, el cine, los productores, los actores nos engañan y no dan gato por liebre.

El cine es cultura proclama los bardemes. No me cabe la menor duda, como lo contrario. El cine también es un grandisimo vehiculo de incultura, de simulacros, y a veces de arrogancias.
11/07/2005
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres